Assassin’s Creed 3

El principio es atroz a tantos niveles que pensaba que no era posible. Pero una vez nos hemos librado del segmento inicial cuyo único propósito era tener un giro al principio e intentar que al menos un personaje del juego fuese interesante la cosa va a peor. Llegan los tutoriales y tras ellos una excusa cliché y mierdera para nuestro vacío protagonista para emprender una marcha que parece no entiende pero en la que se sumerge con su cara de poker indio. He tardado bastante en entender qué coño se supone que quiere el juego que hagas para jugar. Al parecer el equipo que hizo este juego (lo que vienen siendo 12 o 13 equipos normales) no terminaron de entender el concepto de infiltración social que la saga ha estado cultivando durante su primera mitad y destruyendo poco a poco durante la segunda. En vez de usar la movilidad del personaje para pasar sin ser detectado, AC 3 cree que es un método para llegar rápido a la espalda de los guardias, matarlos silenciosamente, ser detectado por los restantes que estén cerca, deshacherse de ellos antes de que llamen refuerzos y seguir andando como si nada hubiera pasado hasta que es necesario repetir el proceso. Y eso ni siquiera es como las misiones están dispuestas. Esta es la única forma efectiva en la que el juego propone navegar la ciudad, con unos tejados llenos de guardias que vendrán en decenas a por ti si los que ten ven no son eliminados rápidamente. Pero ¿quién querría ir por los tejados de todas formas cuando las calles son tan anchas que cruzar de un lado a otro eficientemente es imposible? Al menos la navegación en la parte salvaje y boscosa, “la Frontera” es más entretenida. Pero sigue estando bastante mal pensada. Una gran explanada lisa con rocas y/o árboles que se interponen en tu camino y que tienes que molestarte en esquivar no es lo mejor para un juego como AC. Ir por los árboles es entretenido y mitiga la sensación de repetición tediosa que empezaba a ser demasiado predominante en Revelations. Sin embargo los caminos que forman las ramas y a donde llevan se antojan demasiado artificiales como para que me pueda sumergir del todo en el juego. La sensación de aventura y descubrimiento sufre. Respecto a las misiones en si mismas, da la sensación de que los que hicieron este juego pensaban que o AC es aburrido o que la infiltración es aburrida. Las misiones principales son un despliegue de de tonterias y artefactos que no usan para nada los puntos fuertes del juego o de la saga. Ir a caballo de aquí para allá. Dirigir un ejército ordenando a los mosqueteros cuando disparar (???) y mucho muchiiisimo combate idéntico. Han intendo mejorar ese sistema añadiendo un factor “timing” más pronunciado para los contraataques. Pero no es nada difícil habituarse a la actividad fordista de contraatacar y ha hecho que estos golpes sean mucho más efectivos que en otras entregas si cabe. Llega un punto en el que no se si los breves segmentos de infiltración antes de los largos combates son un trámite o si es del revés. Lo estoy disfrutando moderadamente. Las secciones del barco me hacen tener esperanza por la siguiente entrega. Pero esta no es una mejora sobre Revelations. De hecho creo que he empezado a apreciarlo, honestamente. Al menos sabía de que iba la saga. Lo mas perturbador de momento es la política de este juego con los animales. Acariciar a los animales domésticos de la ciudad es un detalle que me pareció muy bueno (aunque los caballos quedan relegados a la condición de vehículo, según se ve) pero puedes matar conejitos y zarigüellas porque si en el campo por diversión. Ya no se cual es la postura de este supuesto personaje respecto al tema. Ah por cierto, si un animal te ataca lo matas de aburrimiento haciendo una secuencia hiper larga de QTEs. Al menos en eso es realista.

Advertisements

Ni No Kuni

Empieza bastante lento. Llega un punto en el que el juego funciona bien y es interesante. Pero entonces introducen miembros al grupo y la cosa se desbarata bastante. Realmente la IA funciona mal. Acabo de desbloquear los comandos que permiten hacer ataque y defensa con todos los personajes. Espero que eso mejore la experiencia lo suficiente. Desde que hay más de un personaje jugable en batalla he estado pensando que muchos de los problemas de este juego se solucionarían si admitiera multijugador. El sistema de combate es razonablemente interesante. El asunto de evolución con ramas visibles de los únimos también me gusta. La sensación de “Pokémon en tiempo real” que transmite hace que quizá lo aprecie más de lo que merece. El hecho de que los niveles se reinicien tras las evoluciones me parece innecesario. Lo bueno si breve… pero Ni No Kuni no parece ni muy bueno ni muy breve. De momento lo estoy disfrutando, en cualquier caso. Al principio me escamaba el tema de la bolita dorada para hacer los especiales y me parecía una elección estúpida que saliese aleatoriamente. Resulta que no lo hace. De repente se me antoja una mecánica bastante buena teniendo en cuenta el énfasis en defensa que tiene el juego. A nivel estético es impoluto, como era de esperar. La historia tiene ratos bastante tontos, pero por el momento cumple y tiene cierto encanto. Aunque sea un encanto bobo y mal escrito. El doblaje inglés se come al japonés, por cierto. No me suele gustar mucho jugar con audio en japo porque me gusta enterarme de lo que se dice sin tener que mirar los subtítulos, pero realmente no hay muchos juegos con audio dual y hasta ahora no había tenido ninguno a parte de Lost Odissey, creo. Me quedo con un buen doblaje inglés que uno japo. Debo llevar como unas 15 horas de juego. Irá para largo. Espero que pueda terminarlo antes de que el lanzamiento de Tales of Xillia 2 interrumpa irremediablemente la partida. Por el momento creo que sus virtudes tienen más mella en mi que sus obvios defectos, pero son el tipo de cosa que puede llegar a quemar. Veremos.