Hurrr hurrr este juego es sexista, este no hurr hurr

Ahora que se supone que los videojuegos son una disciplina artística legítima y relevante® (pro reminder: no lo son) se ha puesto de moda entre las discutibles y generalmente autroplocamadas mentes brillantes del videojuego hablar sobre sexismo. Ya sabéis, esa cosa NUEVA y EXCITANTE que no ha existido hasta hace poco y que ahora es claramente relevante para todo el mundo. 

Al parecer, para estar en la vanguardia ideológica del medio hay que tener algún tipo de cruzada contra el sexismo en los videojuegos o incluso señalar como sexistas contenidos no necesariamente relacionados con el tema para avivar el debate. Porque es un tema muy importante, por supuesto y que debe ser perpetuado hasta que… no sé, hasta que todas las demandas absurdas escritas en ciertas agendas estén tachadas, supongo.

No voy a entrar al trapo a hablar de ello de la misma forma en la que se está haciendo -que viene siendo si está justificado o no- pero sí me gustaría poder expresar la gracia que me hace cierto baremo que se usa a la hora de medir cómo de inapropiado es el supuesto/no supuesto/supuesto pero consentido/etc. sexismo en los juegos.

Continue reading

Advertisements

Análisis: Mark of the Ninja

  • Género: Sigilo
  • Desarrollador: Klei Entretainment
  • Editor: Microsoft
  • Plataformas:  X360 | Steam (ver. analizada)
  • 16.10.2012.

——-

En una era en la que los juegos de sigilo se limitan prácticamente a juegos de alto presupuesto con las técnicas gráficas más avanzadas que tontean con el género de la acción y la cinematografía, el estudio indie Klei pretende revitalizar el género con un modesto juego 2D de sigilo puro y duro sin matices. ¿Es un puñado de pasos atrás o el soplo de aire fresco que necesitaba el género? Continúa leyendo para conocer nuestras conclusiones. Continue reading

“…Choke on it”.

Mucha gente ha hablado sobre Phil Fish y sobre si su ragequit eran justificado o no.  La mayor parte del debate gira en torno si lo gilipollas que le parecía a una fracción del público justifica el abuso al que fue sometido a través de internet. Pero creo que ese no es el asunto que ha hecho que Phil Fish haya tomado la sonada decisión de abandonar el mundo de los videojuegos como desarrollador. Creo que merece la pena analizar el desencadenante de su reacción -lo que él probablemente definiría como la gota que colmó el vaso.

Continue reading