E3 a toro pasado: mis impresiones.

Mi interés por el futuro de los videojuegos ha decaía mucho y por tanto, este E3 ha sido probablemente el que ha evocado menos expectación en lo que a mi respecta.

Creo de todas formas que esta está siendo el cambio de generación menos motivador e interesante de los que ha habido. Sin cambio de paradigma tecnológico, habiendo alcanzado prácticamente el cénit de la intercacción social de los videojuegos y con el tema de las políticas ant iusuario a las que Microsoft se apegó como tema central de la feria, lo que debió ser un festival de innovación y nuevas exitantes ideas fue solo una prolongación de lo ya conocido y experimentado durante los últimos 7 años. Sin embargo eso es algo que podíamos adivinar viendo cómo ha evolucionado el branding de las tres nuevas consolas respecto a sus predecesoras:

A pesar de que considero que estas imágenes son un buen resumen, en el texto a continuación elaboraré un poco más sobre estas impresiones respecto al E3 en líneas generales y hablaré en detalle de cada conferencia ofrecida por los tres principales vendedores de hardware.

De fábrica de sueños a dispensador de Valium.

Durante la sexta generación de consolas o la llamada generación HD (o HDready, según lo quisquilloso que seas con el tema) la industria de los videojuegos experimentó un crecimiento sin precedente histórico tanto en consolas como evidentemente juegos.

La línea continuísta de lo presentado en general me hace pensar que todas las compañías piensan que el crecimiento continuará si siguen ofreciendo lo mismo que se ha visto hasta ahora aderezado de una manera u otra en la medida que le es técnicamente posible. Esto se ha traducido en un show que bajo mi punto de vista ha sido muy poco sorprendente y demasiado conservador, cosa que no suele darse demasiado en los cambios generacionales, en los que la imaginación de los usuarios vuela con los primeros coletazos de un potencial aún por explorar.

Por desgracia editoras y desarrolladores han decidido que la su propia inmaginación alcanzó su cénit en 2011. Todo se parece a algo que viste antes. Tiene unas cuantas chispitas que salen disparadas  de forma exótica cuando golpeas a tu rival con una copia del Hadouken, unos reflejos un poco más chulos en esos edificios del fondo y muchos menos jaggies si no es un juego de WiiU, pero esencialmente eso que te nos han enseñado durante este mes ese esencialmente lo mismo que has estado jugando durante estos últimos 3 años.

Es posible que esté condicionado por mi nulo interés por adquirir las nuevas consolas -que ya estaba ahí para quedarse antes incluso de la celebración del evento, pero creo que no estoy solo cuando digo que creo que el público esperaba mucho más de lo mostrado. Más frescura, más inspiración, más ganas de demostrar que nuevas consolas insuflan una nueva vida a nuestros juegos y no solo un puñado de mejoras -y en lo que a Microsoft respecta en lo tocante a la feria, un puñado de inconvenientes, pero eso es otra historia de cuya existencia y reciente desaparición hablaré más adelante.

Quizás ya os hayáis dado cuenta de la contradicción que supone que me decepcione algo en lo que no tengo interés, pero he de admitir que por muy poco interés que tuviese en el futuro de los juegos, si vi las conferencias en directo (dos de ellas, al menos) fue porque realmente deseaba estar equivocado. Deseaba que me demostraran que uno de mis mayores hobbies aún tenía un futuro para mí al que no podría decir que no. Las ví sabiendo que en ese momento no estaba convencido, pero no negando el hecho de que convenciesen. Abriendo la puerta a la oportunidad a evidenciar mi error. Pero eso no pasó.

La industria continúa dominada por la fracción occidental de los desarrolladores, un grupo a grandes rasgos acomplejado por trabajar en el medio que trabaja y obsesionado con el aspecto narrativo de los juegos y la creación de personajes que crean para satisfacer sus  gustos e inquietudes y no las del público que pretenden que paguen por su servicio en vez de mundos interesantes en los que lo importante son las acciones del jugador y no la historia arbitraria que se ha creado para el avatar que maneja. El otro gran enfoque es la presentación de los juegos, a los que se dedica una cantidad ingente de recursos de forma prioritaria lo que ha llevado a un estancamiento bastante acusado de los diseños jugables. Esta tendencia parece muy asentada en la escena de desarrollo que actualmente marca la tendencia y por desgracia creo que a lo largo de la generación que viene -si este E3 es una indicación de lo que está por venir- veremos como los videojuegos tratan de entrar de pleno en la categoría de lo estrictamente audiovisual en detrimento de sus aspecto interactivos. Una pena que sean estos últimos los que hacen de este medio algo único.

Entre tanto la industria japonesa, tradicionalmente más refinada y enfocada al diseño de sistemas jugables sólidos se recupera del aturdimiento que supuso moder un salto técnico en consolas que no podrían tragar de una sola vez. A pesar de que recuperan la forma, el éxito de la actual tendencia unido al enorme crecimiento ocurrido durante la generación que ellos estaban distraídos tratando de pillar concepto técnicos.  El restultado es una industria japonesa al rebufo de la tendencia impropia de estos desarrolladores, mezclándose en la masa informe de juegos que sus compañeros al otro lado del mar ya hacen en vez de ofrecer una alternativa.  Nunca hubo tanta gente haciendo juegos, tanta gente comprándolos y tan poca variedad.

El bueno el feo y Microsoft. 

Sobre las conferencias individuales hablaré únicamente de los juegos mostrados (fueron el centro de las tres conferencias y al fin y al cabo las particularidades de cada máquina no me interesan) y añadiré una opinión general sobre lo que me transmitió el evento en sí mismo.

Para los que no quieran recorrer un post muy largo y quieran conocer mis impresiones sobre conferencias de forma individual pueden acceder a ellas de forma separada en estos enlaces:

  1. Microsoft
  2. Sony
  3. Nintendo

Microsoft.

  • Metal Gear Solid V – The Phantom Pain: probablemente uno de los títulos que más me gustó de toda la feria. El hecho de que haya un mundo abierto me hace esperar que el juego despliegue una cantidad interesante de opciones con las que poder infiltrarse en cada objetivo. Pero lo que más me ilusiona de este título es el hecho de que ahora Snake debe cubrir una mayor cantidad de terreno, lo que idealmente se traduciría en mucho más tiempo jugable entre cada segmento de interminable exposición cinemática con sentido escaso. Si el pulido jugable está a la altura de MGS4 y el diseño de niveles es lo suficientemente interesante y consistente a lo largo de todo el juego probablemente termine siendo el juego de la saga con más equilibrio entre el contenido jugable y las ínfulas de director de cine fracasado de Kojima, cosa que es de agradecer. La temática de los niños soldado es interesante de cara a la continuidad de la saga gracias a nuevos protagonistas más allá de una posible continuación de Rising que perpetuaría aún más el espíritu de infiltración de la saga Solid in tener que continuar usando “Snakes”.
  • GTA V y Dark Souls 2: estos dos conocidos no despiertan mi interés particularmente, pero la verdad es que sus propuestas, aún con lo manidas que están (ese número tras GTA pesa mucho), me parece que tienen mucho más potencial de entretenimiento que muchas de las cosas vistas para la sucesora de 360.
  •  Ryse: Son of Rome: enorme desilusión por mi parte con este juego, dado que soy bastante fan de la cultura y el arte clásico. Si no hubiesen tenido la demo en el escenario probablemente estaría mucho más interesado en el juego, pero visto lo visto para mi fue lisa y llanamente el peor juego de los mostrados en todas las conferencias. Una jugabilidad abismal con un combate estúpido y con quick time events que están ahí para crear una ilusión de interacción, dado que ni siquiera debes pulsar los comandos para que estos se ejecuten. Por mucho que me guste la idea de usar formaciones de centurias para avanzar por el campo de batalla y la mezcla entre acción y estrategia ligera, la ejecución es simplemente deprimente. Pero supongo que cuando trabajas en un estudio que piensa que los gráficos son el 60% de la experiencia no puedes esperar un juego bien diseñado. Van a tener que cambiar muchas cosas para que no piense que este juego saldría beneficiado por la purificación de una pira ardiente.
  • Killer Instinct 3: para vergüenza mía, este anuncio me hizo saltar de la silla de emoción. Por supuesto en el momento que se anunció no sabía que el desarrollador era un pelele sin lazo alguno con Rare, que era un juego F2P. Solo pensé que por fin había llegado. Aunque parecía demasiado inspirado en Street Fighter 4 tant jugablemente como en términos gráficos, pensé que probablemente sería cosa de la primera impresión y que ver más del juego me demostraría que realmente no había nada que temer y que aún podía rezar porque llegara al PC en dos o tres años. Qué equivocado estaba. KI3 ha sido la mayor sorpresa y la mayor desilusión del E3 2013. Es como si me hubiesen ofrecido un brownie estupendo y justo después me hubiesen aclarado que lo que le echan por encima no es nata, sino mierda de ñu de Chernobyl.
  • Sunset Overdrive: a pesar de que no soy fan de ninguno de sus juegos, Insomniac  siempre me ha parecido uno de los mejores equipos que tenía Sony y aúnque sus juegos no eran lo mío siempre me ha parecido que el elegir estilos alejado de lo realista para la estética de la mayoría de sus juegos y la creatividad que muestran en las mecánicas jugables de sus armas me ha hecho respetarles. Este juego probablemente sería muy poco llamativo sin el toque cartoon tan bien elegido y espero que realmente esta colaboración con Microsoft consiga hacer resurgir al equipo de las cenizas del fiasco que fue Fuse. En cuanto al juego en sí mismo, creo que fue el primer juego del E3 que resultó ser un shooter con movilidad al estilo parkour, cosa que veríamos más adelante en otro par de juegos en varias conferencias.
  •  Forza Motorsoport 5: tener un equipo de videojuegos y ponerle a hacer simuladores es tan triste como contratar a David Copperfield para la fiesta de cumpleaños del pequeño Timmy y que en lugar de hacer sus trucos, le obligues a darle clases particulares de matemáticas. Interés nulo. ¿Lo único destacable? El juego está siendo diseñado para ser jugado en modo siempre conectado, por lo que por mucho que Microsoft haya dado marcha atrás en sus políticas al respecto (cosa que aún no había pasado) habrá juegos que harán pasar por el aro a quien esté dispuesto. ¿Quién dijo que destacable quería decir positivo?
  • Minecraft: Me temo que los X millones de personas que juegan Minecraft en los dispositivos que ya tienen no van a comprar una XBox One por este juego. Y vistas las cifras de ventas de Minecraft no creo que haya alguien interesado en él que no lo tenga ya. Pero sí, Minecraft otra vez ¡Yay!
  • Quantum Break: Un juego que pretende emular una serie de TV e incluso introducirla en una medida considerable dentro de la experiencia es simplemente despreciable y me parece un insulto a los videojuegos como medio digno del idiota de Cage. Respecto a lo mostrado en sí mismo, valor 0 para formarse una impresión sobre el juego pues apenas transmite información sobre el mismo. Imágenes corriedo “sobre motor” si saber cuantas veces ha sido revolucionado por encima del rodaje del que es posible la consola, si muestras de gameplay y solo un diálogo muy mal escrito y explosiones con cristales volando (o mas bien detenidos en su trayectoria). Probablemente lo mejor que puedo desearle a este juego es la cancelación.
  • D4: ¿Alguien fue capaz de formarse una opinión sobre esto? Yo tampoco.
  • Project Spark: Little Big Terraformig Mech Goblin. Como editor de niveles tiene potencial. Más juguete que juego a priori no me pareció mal, pero no creo que haya una demanda para esto. Probablemente la única razón por la que existe es diversificar el catálogo. Probablemente sea de los títulos con menos repercusión de todos los mostrados por la compañía de Redmond a pesar de que se le dedicó un enorme espacio de tiempo que transcurrió más lento de lo que debería.
  • Crimson Dragon: este juego puso la nota triste a la conferencia bajo mi punto de vista. Bajo un aspecto técnico no muy llamativo había un juego que hace diez años podría haber sido un vende-consolas pero que ese día pasó sin pena ni gloria en una marabunta de juegos con más pretensiones y menos reales que lo mostrado de este juego. Espero por aquellos que lo compren que Kinect no arruine mucho la experiencia de este título porque es de los que mejor pinta tiene de la selección de Microsoft para la conferencia.
  • Dead Rising 3: Zombies. La cosa más sobreexplotada esta generación. Sobrevive a ellos, mátalos en la guerra fría, en uniformes nazis, mátalos con palos de cricket , protege a este personaje femenino y prepúber de ellos… tan solo su presencia ya encapota los cielos de gris, carboniza todos los automóviles de las calles y hace envejecer los edificios tanto que parece que haya pasado el tiempo suficiente como para que la sexta generación de herederos del inmueble hayan podido terminar de pagar la  hipoteca inicial. Pero siempre estaba Dead Rising. Ese juego colorido y excéntrico, con zombies pero sin sustos, sin cerebro pero con máscaras de equinos en fino y rígido polyester que poner sobre nuestros queridos zombies antes de enviarlos a la tumba por segunda vez a golpes de guitarra eléctrica propinados por Megaman en calzoncillos. Salvo el 3. El 3 va sobre una ciudad encapotada, llena de coches cenicientos y urbanizaciones colonizadas por la mugre y el vacío. Suena tan emocionante como esos otros 852 juegos que ya hace eso -con menos zombies, si acaso. ¿Te imaginas que Dead Rising hubiera seguido siendo diferente a todos esos? me da náusas únicamente aporrear el teclado para escribir la palabra entre convulsiones contenidas. Diferente. Ugh.
  • The Witcher 3: Wild Hunt y Battlefield 4: mi ignorancia y desinterés en estas sagas me impide tener la capacidad de formarme una opinión sobre estas nuevas entregas. Un bonus point para Battlefield 4 que consiguió tener una demostración mucho más entretenida de lo que esperaba mediante la sorprendente técnica de no tener una demostraci -ah, espera, ahora sí. The Witcher 3 tiene bastante buen aspecto, pero nada que pueda juzgar más allá.
  • Below: No he probado Sword & Sworcery pero si realmente se parece a lo mostrado de este juego probablemente me anime a hacerlo. Un juego pequeño pero muy suculento que espero ver en Steam no demasiado tarde.
  • Halo: Si llevas una armadura que te permite sobrevivir estando en cualquier planeta o no estando en ninguno ¿para qué demonios te pones una capa andrajosa? No añade nada salvo que quieras que tu armadura no se llene de arena cuando caminas por un desierto. Pero parece que el Jefe Maestro no se puso la capa por ese motivo, yaque cuando aparece esa especie de Kakuna gigante con alas de debajo de la tierra removiendo un monton de arena de un desierto que parece bastante tranquilo en ese preciso momento cuando el Jefe decide quitarse e trapo andajoso. ¿Por qué se la puso en primer lugar? ¿Por qué se la quitó?¿Son el resto de misterios de la trama de Halo tan buenos?
  • Titanfall: shooter con parkour y mechas. Los tipos de Call of Duty parecen mucho más interesantes sin Call of Duty apretándoles las pelotas creativas. No es que Titanfall sea el colmo de la originalidad, pero al menos no es CoD. Méritos a parte, como el resto de shooters, no lo jugaré.

Impresiones sobre la conferencia en general: el problemón del DRM es como si no existiera durante la conferencia y es un problema, dado que ya que no tenían pensado retirarlo en ese momento, mostrar los juegos era una estupenda oportunidad para demostrar que todo ese arrebato de libertad sufrido por los usuarios tenía más razón de ser que la codicia, el control y la presión corporativa. Sin embargo, solo Forza 5 habló sobre el uso que el juego haría de esta función y no fue especialmente interesante.

En términos de software, nada de lo mostrado podría ser calificado de vende-consolas por lo que yo conozco con la excepción de Halo y no podría confirmarlo dado que no sabemos nada del juego realmente. De hecho diría que las versiones de 360 de Titanfall,  CoD Ghosts y GTA V harán más por 360 que cualquiera de los títulos mostrados para One salvo el ya mencionado Halo. Hay otros juegos interesantes como FF XV que también sumarán, pero al ser multiplataforma su relevancia es menor. Creo que Microsoft ha hecho un gran esfuerzo por ampliar su porfolio de juegos de cara a esta consola y si bien hay cierto grado de variedad, ninguno de los exclusivos mostrados parece arrebatador a pesar de que su alcance demográfico es un poco más amplio que el de 360 en un principio.

Sony.

  • Batman Arkham Origins (portátil): el listón está alto cuando pensamos que Armature son la misma gente tras la saga Metroid Prime. Aunque no creo que la calidad de este juego llegue a tanto creo que será lo más parecido al Metroid portátil que Nintendo probablemente no saque. Y aunque la calidad puede que no sea la misma hay algo que Metroid jamás podrá hacer y en lo que este Batman tiene ventaja: ser multiplataforma. Seguiré la versión de 3DS de cerca por ser la portátil que yo poseo pero no tengo muchas dudas de que los usuarios de PSVita podrán disfrutar de una entrega estupenda de este juego y probablemente superior a la que yo tenga acceso.
  • Counterspy: recibido muy friamente por la audiencia debido a una mala muestra de un aspecto gráfico que es interesante pero no luce mucho y al desconocimiento general sobre la existencia de este título indie. Durante la presentación no pintó nada bien y el metraje fue demasiado escaso y su exposición carente de detalles sobre el juego en sí. Una pena, empobrece mucho la imagen de un juego humilde pero interesante.
  • Destiny of Spirits:  otro juego muy interesante para PSVita ensombrecido por la falta de detalles sobre el mismo. En la presentación suma muy poco (y tampoco es que fuera un gran foco tan siquiera el segmento de la conversación en la que se expuso).
  • Doki Doki Universe: no solo en la presentación sino como juego en sí mismo, no termino de entenderlo en términos absolutos. No es el tipo de juego que yo jugaría pero sinceramente es un poco difícil de asimilar y su mención en la conferencia no lo hizo más fácil, pero al menos estuvo ahí.
  • Killzone Mercenary: el tercer intento de Sony tras CoD y Resistance de hacer ver que los dos sticks de Vita marcan la diferencia. Es curioso porque en sí mismos la marcan, pero la calidad de los juegos que pretenden hacer de esto una superioridad evidente respecto a 3DS son tan discretos (en el mejor de los casos) que llegados a este punto la combianción de Shooter y Vita no es buena cuando no debería. Quizás este juego arregle eso, pero en lo que a mi respecta ni con un palo toco este  juego.
  • Tearaway: Lleva meses siendo lo más prometedor de Vita y tengo genuino interés por ver si los resultados son tan buenos como interesante parece el juego. Dudo que marque una diferencia en términos de ventas de la consola, sin embargo.
  • God of War HD 1& 2, Final Fantasy X & X-2 HD, Flower y Dead Nation: en estos anuncios/recordatorios se percibe cierto aire desesperados por mantener el ritmo de lanzamientos y asociar nombres de marcas a PSVita para darle fuelle. Son buenos juegos pero no marcan ninguna diferencia y son relleno para arrojar cuando el ritmo de juegos nuevos baje. Tenerlos en más consideración que un cero a la izquierda sería ser demasiado generoso.
  • Walking Dead – one hundred days: interés nulo, incapacitado para juzgar. Para el gran aplauso que ha recibido esta serie por parte de los medios no parecen tener un impacto en el mercado digno de mención. Diría que quizás haya ciertos sectores que quieran promover los valores de diseño bajo los que el juego ha sido creado, pero me abstengo de ser rotundo dado que no tengo experiencia con los juegos en sí mismos.
  • The Last of Us: el título que es lo que Ciudadano Kane fue a las películas, la piedra Rosetta al conocimiento de la antigüedad, el Quijote a la literatura, el descubrimiento del fuego a la cocina, lo que es Kim Jong Il a los norcoreanos,  lo que Jesucristo fue al cristianismo, lo que el agua a la vida. El mesías de los videojuegos aparece en las pantallas. Exacto. Es otro shooter en tercera persona con ínfulas narrativas y pretensiones de madurez y personajes que te marcarán de por vida  porque hemos decidido que te marquen de por vida y así lo harán porque los personajes de videojuegos son las cosas de los videojuegos que marcan a la gente de por vida. ¿La novedad? unas pocas balas menos y una fusión de Elisabeth de Bioshock Infinite, Clementine de The Walking Dead, la cara de Ellen page y un poco de la Hermione Granger de Enma Watson. Y es todo como Soy Leyenda solo que sin ser Soy Leyenda. Un nuevo referente respecto a tener referentes para hacer videojuegos basados en referentes  basados en rejugar Resident Evil 4 y ver películas. Gracias, Naughty Dog. Siguiente juego. Gracias. Adiós.
  • Puppeteer: uno de mis títulos favoritos de la plantilla de PS3 de este año que Sony pareció plantar tras De Los Tofus en lo que parece un intento por recuperar mi interés que la conferencia había perdido con un solo trailer.  Lo consiguen. Y es que Puppeteer es lo contrario a la mamarrachada de Naughty Meh: vibrante, novedoso, original sin más pretensiones que el entretenimiento puro que hace grandes los videojuegos. Una pena que ser lo contrario al juego estrella de PS3 también signifique que el juego vaya a pasar por los rákings de ventas con más pena que gloria. Pero aún no siendo un fan de los juegos de plataformas, Puppeteer se perfila como uno de los juegos más apetecibles de los mostrados en la totalidad de la feria y un serio candidato a poner en entredicho la exclusividad de la mezcla de encanto calidad y creatividad que hizo a Nintendo estar donde están.
  • Rain: El concepto es muy visual pero es muy poco interesante para un juego en particular bajo mi perspectiva y conocimientos del juego. Desde el principio me ha generado sentimientos encontrados pues no termino de encontrar interés en su propuesta jugable, pero al dirección de arte es soberbia. Siempre me pareció algo más tosco de lo que debería. Espero a tener disponible el juego y opiniones de confianza antes elegir cómo de claro y oscuro es el gris de este juego.
  • Beyond: Two Souls:
  • GT6: tener un equipo de videojuegos y ponerle a hacer simuladores es tan triste como contratar a David Copperfield para la fiesta de cumpleaños del pequeño Timmy y que en lugar de hacer sus trucos, le obligues a darle clases particulares de matemáticas. Gran Turismo es como una enorme clase de matemáticas en la que el pequeño Timy está atado a una silla bajo una gotera con una venda sobre los ojos y el profesor es un cura con un grueso listón de madera cuyos golpes apenas sacian su hambre libidinosa de carne joven.
  • Batman Arkham Origins: habiendo jugado solo Asylum y habiéndolo encontrado un buen juego, estoy interesado en ver qué ofrece esta precuela. Pero dado que mi entusiasmo por el primero no es enorme y que aún tengo que probar la segunda parte de la que este juego parece heredar su estructura, Origins me deja un tanto indiferente.
  • The Order 1886: no me extraña que comenzaran exhibiendo el logo de Santa Monica Studios primero para este juego, dado que los desarrolladores reales, Ready At Dawn son un equipo bastante discreto (por mucho que Yoshida diga lo que quiera) cuyos últimos trabajos son el port de Okami par Wii  y los God of War para PSP. No son un gran equipo, pero han sido capaces de crear algunos buenos juegos de segunda fila para portátiles junto a Sony. Serían tal y como los veo como lo que Next Level Games es para Nintendo o lo que Microsoft pretende que Double Helix Games sea para ellos. El trailer “corriendo en motor” muestra un pastiche estraño y absurdo de la inglaterra victoriana y armas futurista precedido de un diálogo insulso que te cagas presentado como si fuese interesante. Supongo que alguien tenía que llenar el vacío de los shooters anacrónicos dado que sin Insomniac, Resistence es una cáscara vacía que nadie puede llenar. Tampoco hace falta fingir que merece la pena, era facilmente la franquicia menos interesante del estudio bajo mi punto de vista.
  • Killzone Sadow Fall: es como Killzone 3 solo que sus entornos ahora son compatibles con color® por lo que ahora no solo podremos admirar 8 tonos de gris 9 color tierra y 1 de color rojo para los ojos de los Helgast. Jugabilidad la de siempre, demo técnica con jugabilidad de segunda fila. Nunca dejará de sorprenderme lo lejos que llegó esta saga con lo truño que era el primero. Sin la CG de 2006 esta saga no habría sido nada.
  • Driveclub: no creo que el pequeño Timmy aguante mucho más tanta tortura.
  • Infamous Second Son: es gracioso ver el contraste entre la presentacion del juego con ese tipo de cara triste iluminado por una luz dramática cuestionándos si las fuerzas del orden son realmente unas fuerzas del bien y hablándonos sobre control excesivo que se tiene sobre nuestros datos tratando de mandar el mensaje de que el juego es profundo, revelde e interesante y el trailer que se mostró en la presentación de Sony. El trailer con el niñato que bien podría ser primo del Dante de Ninja Theory haciendo cabriolas y lanzando fuego por la calle mientras pone caras con el gesto torcido como un personaje de Dreamworks cualquiera. Muy profundo todo.
  • Knack: el título de este juego suena igual que una mandíbula desencajada por un gran bostezo. No puedo pensar para un título mejor para este juego con diseño de niveles insulso, presentación plana y jugabilidad carente de alma, gancho, clímax o cualquier cosa que pueda otorgar a este juego la facultad de ser interesante. No me extrañaría que también lo hubiese programado Ready at Dawn. Al menos SCE tendría una excusa.
  • Transistor: Bastion siempre me resultó llamativo pero siempre tuve la impresión de que era un juego demasiado superficial y plano. Este nuevo juego del mismo equipo no solo me recuerda a Bastion en eso, me lo recuerda en todo lo demás. La dirección de arte es muy buena y se ha transladado muy bien, pero la animación sigue estando a un nivel sorprendentemente bajo, al igual que pasaba en Bastion. Bastante receloso respecto al producto final y algo molesto de que un desarrollador indie no asuma riesgos. Para eso ya tenemos a EA.
  • Don’t Starve: no es mi tipo de juego, me abstengo de juzgar.
  • Mercenary Kings: como el Metal Slug pero sin ser Metal Slug. Es como comer otra marca de chocolate que está igual de rica. A todo el mundo le gusta esto.
  • Octodad: No supe si aplaudir o llorar.
  • Secret Ponchos: bastante discreto.
  • Ray’s Dead: probablemente el más interesante de la ronda de indies en cuanto a concepto.
  • Outlast: al rebufo de Amnesia a primera vista. Pasable.
  • Oddworld: New and Tasty: nunca fui fan de la saga.
  • Galak Z: impresionante trabajo que termina siendo una exclusiva de las que duelen. El más prometedor con diferencia de los juegos indies de PS4.
  • Diablo 3: 0 interés, sin comentarios.
  • Final Fantasy XV: Una decepción que no fuera cross-gen. El cambio de género para la saga tiene sentido dado que las ambiciones narrativas y cinemáticas de Square no son compatibles con la creación de un mundo grande y detallado, mientras el que el género de la acción es perfecto para una consecución de pasillos y salas abiertas en el que se pueden acomodar eventos guionizados y coreografías de forma mucho más sencilla que en el mundo grande que se le supone a un RPG. Tras la debacle de la saga XIII el hecho de que Final Fantasy no es un gran pérdida pues tampoco merecía la pena como RPG y otras sagas han tomado el testigo de la esencia que Final Fantasy dejó atrás -Bravely Defeault, 4 Heroes of  Light y las producciones de Mistwalker por ejemplo. Por otro lado la escena del RPG japonés ha cambiado demasiado de registro como para que Final Fantasy siga siendo relevante en su estado actual. Un juego de acción será mucho mejor juego al tener los recursos de producción mejor enfocados. El resto del panorama JRPG puede autoabastecerse sin problema.
  • Kingdom Hearts 3: no tengo experiencia con la saga pero estoy seguro de que será un gran alivio para los fans ver ese logo.
  • Final Fantasy XIV: Oh ¿Lo han arreglado ya? ¿Si? Bien. Así al menos mantiene su decencia mientras yo paso de él salvo que le quiten las cuotas, claro, entonces quizás hasta veo algún trailer.
  • Assassin’s Creed IV: Black Flag: aún tengo que jugar el 3. La demo era demasiado pasillera para mi gusto. Espero que las premisas y los criterios diseño que se han hablado respecto a libertad de enfoque se cumplan. Lo terminaré jugando.
  • Watch Dogs: hasta ahora solo habñian mostrado tareas opcionales, pero la misión principal que mostraron en la demo parecía bastante bien ejecutada. Aún no tengo claro si este juego requiere conexión permanente, pero si no es así intentaré jugarlo.
  • NBA 2K14: Uncanny Valley festival! Nunca he tenido tanto miedo viendo un modelado como el de LeBron.
  • Elder Scrolls Online: Sin interés.
  • Mad Max: Sin información.
  • Destiny: muy ambiental en inmersivo. Una pena que sea un Shooter, si fuese una aventura en primera persona o un RPG me gustaría explorar ese mundo mucho más. Quizás en PC le eche un ojo.

Impresiones sobre la conferencia en general: una exposición mucho más natural que la competencia, alejada de la tensión contenida de Microsoft y la pajita en el culo de Iwata aún estando escondido  tras el diferido. En primer lugar , sobre PSVita  creo que tiene unos poco juegos interesantes que se han mostrado pero Sony no le da la exposición suficiente y da la impresión de que el catálogo de la consola es mucho más pobre aunque hay mucha desesperación por llevarlo. Realmente lo le va bien pero el panorama no es tan desértico como podría parecer. Creo que Destiny of Spirits tiene un gran potencial para vender hardware, pero jamás lo lograr´ña si le dedican 8 segundos de la conferencia como mucho.

PS3 está en una forma impecable a pesar de que solo Puppeteer me parece realmente atractivo de su catálogo de exclusivos.

PS4 tiene un catálogo muy variado y sólido pero creo que falta ese juego que es únic, distinto y exclusivo capaz de mover un gran número de consolas. Los juegos que más me han impactado de la presentación fueron los indies (que por definición son juegos con mucha menos exposición y penetración de mercado salvo excepciones) y FFXV que es un multiplataforma. Si bien hay para todos y de calidad, dudo que el salto en gráficos sea suficiente para convencer a la mayoría cuando PS3 está tan fuerte. Falta el juego que de sentido a la plataforma, y por eso fue una conferencia con tantos juegos y tan larga, porque había muchas cosas que mostrar dado que no tenían un gran y único juego que fuera el centro del show en lo que respecta a la plataforma.

Nintendo.

  • Pokémon X/Y: es extraño que me sienta tan interesado por este juego cuando lo único que tiene a su favor es una jugabilidad sólida como una piedra… pero que empieza a sentirse tan vieja como una y la renovación del orden de magnitud de la presentación que es más diferente que mejor.  Blanco y Negro dieron los cambios que yo mismo deseaba para la saga en muchos aspectos y aún así no he logrado terminar Blanco aún así que realmente mi pregunta no es tanto por qué este juego me interesa sino cuanto tardará en apagarse el interés una vez tenga el juego en la consola. En cuanto al juego en sí mismo, será solido como cualquier otro Pokémon de la saga principal, pero existe cierto grado de variación que lo situarmas cerca de los mejores de la serie o los peores. Pero la pregunta que surge de aquí es que si eso realmente importa a estas alturas. Quizás sea que me esté agarrando a un clavo ardiendo viendo al más fresco y original Youkai Watch quedarse en Japón.
  • Super Mario 3D World: Nintendo ha logrado lo imposible: que un nuevo juego de Mario sea un cero a la izquierda. Al parecer la bagancia y la poca inspiración que ofrece el gamepad a la hora de hacer aparecer ideas interesantes para juegos han hecho olvidar a Nintendo que los Mario que son continuaciones conceptuales de marios que han salido inmediatamente antes tienn un impacto menor en el mercado. Pasó con New Soper Mario Bros. 2, con su entrega en WiiU, con Galaxy 2 y pasará con 3D World.  Escasez de ideas, excesivo uso del factor nostalgia y un continúismo exagerado están devaluando la única marca de los videojuegos que parecía invencible. Impresionante trabajo de Miyamoto e Iwata.
  • Mario Kart 8: la primera impresióque tuve sobre este juego es que parecía el paquete más completo de Nintendo en mucho tiempo. Generalmente los juegos de Nintendo suelen pecar de estar aislados dentro de su propia saga, ofreciendo experiencias de juego más únicas y frescas pero que carecen de los beneficios acumulativos que sagas con 15, 20, 25 años de historia se supone que tienen. Mario Kart 8 no solo incorpora las novedades de las entregas anteriores, sino que arroja a la mezcla el cambio más sustancial que la saga ha tenido en años: un nuevo método de diseño de niveles libre de las constricciones que la mayoría de juegos de carreras tienen  en cuanto a verticalidad y opciones de trazado entre otros.Viendo el juego tuve la impresión de que formaba parte de los 3 o 4 juegos mostados este E3 que podrían desviar las previsiones de ventas de hardware lanzado en el momento adecuado -esto es entre octubre y diciembre. La mala noticia para Nintendo es que hasta marzo no lo piensan sacar. Bueno, visto lo visto a lo mejor hacen un Please Understand y lo sacan en Octubre del 2014. Aunque para entonces la consola llevará unos 8 meses en estado de descomposición total.
  • Wii Party U: buena suerte explicándole al público objetivo de este juego para qué consola está disponible.
  • The Legend of Zelda: The Wind Waker HD: probablemente el remake con el que menos puedan lucirse, no porque el juego no luzca mejor que en GameCube -hasta tiene el aspect ratio correcto en 16:9- sino porque la mayoría de la gente aún está muy impactada por un juego cuyo aspecto hace que la memoria traicione a muchos y no vean la diferencia cuando la hay. Probablemente este juego solo exista por ser el que menos trabajo requería para readaptar y por usar la conexion de GBA de cube lo que permite usar el gamepad sin tener que partirse la cabeza buscando ideas. Pero sigue siendo un juego de 2003 en HD y tendrá el mismo impacto que cualquier otro juego de 2003 que saquen en HD para la consola.
  • The Wonderful 101:  uno de los juegos que mejor envejezca de los mostrados por Nintendo gracias a un aspecto agradable a la vista y muy suave. Sigue siendo una consecucción de batallas de Okami con imputs táctiles bajo el look de Viewtiful-joe-sin-ser-Viewtiful-Joe. Original, interesante y bonito de mirar pero desgraciadamente irrelevante. Una pena para el único juego mostrado que hace un uso real del Gamepad.
  • Donkey Kong Country: Tropical Freeze: la gran decepción de la coferencia. No por el juego en sí mismo -DK Country R fue un excelentísimo juego- sino por el hecho de que el juego no demostró nada de cara a las posibilidades de WiiU; la gente esperaba que el juego de Retro, fuese cual fuese demostrara que WiiU podía llegar mucho más lejos técnicamente de lo mostrado hasta ahora con un juego con grandes ideas al ante el que todos caerían rendidos. Tropical Freeze no hace ni una cosa ni otra, con un aspecto gráfico adecuado pero demasiado familiar y técnicamente olvidable y una jugabilidad cuya única novedad son superficies gelatinosas que cumplen una funcion similar, si no idéntica, a los trampolines ya vistos en la anterior entrega  y cambios de cámara que poco aportan al juego en sí mismo en términos de diseño. No hace ni dos meses que la versión de 3DS del primer Returns salió a la calle. ¿Realmente no aprendieron nada de New Mario 2 y New Mario U?
  • Bayonetta 2:  Bayonetta parece no decepcionar en su segunda llegada con un juego que parece tan bueno como el primero. De hecho parece el primero en demasiados aspectos, pero el registro de lo que ya es una saga no es tan flexible como para que pueda soportar grandes cambios. La nueva mecánica soluciona uno de los problemas del primero, la inutilidad de la magia pero en términos de diseño general, lo visto hasta ahora no parece un gran aumento, aunque es discutible en qué medida el primer Bayonetta es realmente mejorable. El diseño de los nuevos combos y enemigos determinarán si el juego ofrece algo más que la perfección del primer Bayonetta o si quedará un poco por debajo como sería comprensible.
  • Monolith Soft: es llamativo lo poco que se habla en los medios de este juego para el aspecto que tiene. No creo que la fecha de lanzamiento sea una excusa dado que juegos que no han tenido una han acaparado los medios y sus portadas. Impresionante e inspirador, tengo dudas respecto a la naturaleza del juego y el papel del modo multijugador. Más allá de eso, el único juego junto con el siguiente del que tengo sentimientos enteramente positivos de la muestra de Nintendo. Una pena que no vaya a marcar una diferencia en ventas, si Xenoblade es una indicación de lo que venderá este juego.
  • Super Smash Bros.: Nada negativo que señalar sobre el juego. La versión de 3DS luce estupendamente y con un diseño de niveles ajustado a la pantalla inferior. Las nuevas adiciones me parecen perfectas. Fui receloso de la inclusión de la entrenadora Wii Fit en un principio, pero en cuanto la vi en movimiento entendí que era lo que se pretendía y me parece una adición genial; al fin y al cabo Nintendo no es solo sus viejas sagas y los nuevos aspectos del porfolio de la compañía tienen también su lugar en el crossover de lucha de la compañía.

Impresiones sobre la conferencia en general: desastre tras desastre. Iwata es un comunicador terrible. Es importante el hecho de que el presidente de la compañía hable directamente al consumidor, pero creo que es prioritario hacer llegar el mensaje de la mejor y más clara forma posible. Reggie hubiese sido una mejor opción para esto. El streaming fue nefasto y estuvo fuera del control de Nintendo la mayor parte del tiempo. La compañía de videojuegos más grande del planeta debería tener la voluntad de invertir recursos en que sus mensajes publicitarios fuesen potables o como mínimo accesibles.

En cuanto a los juegos mostrados, lo que se insinuó en enero ha resultado ser decepcionante con la excepción de los juegos destinados a 2014 -y el hecho de que Mario Kart 8 salga en ese año es un fracaso enorme en sí mismo. Muy poco y muy tarde para pretender remontar una consola en unas navidades muy saturadas. Muchos de los juegos son apetecibles para jugar en compañía y quizás esto tenga más valor del que yo sepa ver y unido a que PS4One tienen juegos orientados hacia el mismo mercado de jugadores mientras que WiiU parece haberse reorientado completamente a la familia les permita respirar un poco en la inevitable saturación de mercado, pero creo que el atractivo de los juegos es muy escaso y que unido a los problemas que tiene Nintendo para hacer entender su mensaje tanto de forma interna como al consumidor les va a pasar una factura de la que WiiU no se va a recuperar.

————

Advertisements

One thought on “E3 a toro pasado: mis impresiones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s