Debate sobre el videojuegos: el aspecto humano.

Existe un gran problema a la hora de entablar un debate sobre videojuegos en cualquier lugar y circunstancia. Y es que los usuarios son víctimas inocentes de una industria que no quiere ser la de los videojuegos e interpone una barrera enorme entre ellos y los jugadores y entre los jugadores en si mismos: la diversidad de plataformas.

Esto no va a ser una repetición de mi otro post sobre por qué creo que debería existir una única plataforma  sino una reflexión sobre las ramificaciones que estoy tiene que están abiertas a discusión, refutación y demás hábitos sanos de una conversación decente.

Las víctimas 

Ahora que pronto veremos todas las máquinas de nueva generación en las tiendas, leo y oigo mucha gente preguntándose qué “bando” escogerán para jugar sus juegos los próximos años. Siendo honestos, no oigo mucha preguntas al respecto sino más bien mucha gente comentando que irán a por una PS4 porque la alternativa es basura. Ilusos, no hay alternativas a la basura.

Pero no son las particularidades de la pregunta que surge hoy lo que me preocupa sino lo recurrente que ha sido y probablemente siga siendo durante la existencia de los videojuegos tal y como los conocemos.

El hecho de que se deba tomar una decisión en cuanto a una plataforma -dado que la mayoría de la gente no se suele poder permitir más de una- es un gran problema a la hora de establecer un debate. No solo por el hecho de que no todo el mundo pueda hablar de los juegos desde la perspectiva de la experiencia o el interés que genera la posibilidad de tenerla, sino porque la mayoría de la gente, jugadores o no tiene tendencia a desarrollar un vínculo emocional con sus decisiones en cualquier campo.

Decidirse por una plataforma es una decisión con muchas más posibilidades de tener un impacto emocional en una persona aficionada a los videojuegos por muchas razones: no solo establece un límite en torno a los juegos que puedes probar sino que además es una inversión económica que generalmente iguala o supera la cantidad que la gente invierte en los propios juegos.

¿Qué significa que un jugador esté emocionalmente vinculado a todo esto?  Dado que por norma general elegir cualquier plataforma suele ser algo perfectamente razonable todo el mundo siente que su decisión ha sido la correcta, y probablemente a título individual lo sea. Esto deriva en dos cosas: orgullo por haber tomado una decisión que ha sido correcta y defender su decisión ante otras personas que tomaron sus propias decisiones al respecto pero distintas, cosa que hace que el orgullo de ambos genere un choque que impide el debate.

Debido a la innecesaria y excesiva segregación del medio el debate sobre videojuegos se ha transformado en debate sobre consolas, algo que los consumidores realmente no desean y a lo que realmente no darán importancia a largo plazo. La nostalgia y el uso que han hecho las corporaciones de videojuegos de ella nos ha demostrado que, si bien mientras los juegos antiguos sí son capaces de despertar sentimientos en los jugadores y que elementos de dichos juegos pueden impulsar a comprar un juego, no existe esta tendencia en el mundo del hardware. Por mucho que Nintendo quisiese que su nueva portátil durase diez años en el mercado, no usaría el diseño de la vieja GameBoy. Pero puede lograr excitar a su público haciendo un bis de A Link to the Past. ¿Por qué? el harware es y siempre será una barrera para los jugadores mientras exista segregación: ellos solo quieren los juegos y tener que hacer una criba es una molestia injustificada.

En mi experiencia los peores debates sobre juegos -los debates que realmente no suceden porque resultan inviables- se dan cuando hay involucrada una persona que ha sido ahogada en su propio autoconvencimiento. Esto es algo relativamente natural: cuando los orgullos chocan y ambos son legítimos en cierta manera las personas menos dispuestas a aceptar el hecho de que distintas personas toman distintas decisiones o con una autoestima más baja y más propensas al sentirse atacadas cuando son cuestionadas reaccionan de forma mucho más visceral y terminan por creerse muchos de los argumentos que construyen (en demasiadas ocasiones sin ninguna base) para justificar algo que realmente no tienen porqué. Son las peores víctimas de un sistema en contra del propio medio.

Pero son el tipo de persona que la industria más valora: gente que ha interiorizado tanto sus decisiones, que se siente tan correcta o tan atacada que las decisiones en torno a consolas que tome más adelante no son decisiones reales sino efectos de inercia; no compran la consola porque tienen la certeza de que los juegos disponibles podrían ajustarse a lo que ellos buscan en tono y calidad si no porque “esa gente que cuestionó mi elección de  una consola de esta marca antes no tiene derecho a decirme que hacer”, “esta marca es claramente creada por una raza superior a la que pertenezco”, “los juegos que salen para las consola de esta marca tiene propiedades májicas ” o “Me dejé el culo defendiendo la consola A y abora que salen A2 y B2 no les voy a dar el gusto a los fans de B de cambiarme” o cualquier otro motivo igualmente irracional y no relacionada con la certeza de calidad o tono de la oferta de juegos de la consola en cuestión.

Sin embargo, son el tipo de persona que menos puede aportar a un debate sobre juegos: no solo aceptarán todo lo que la compañía a la que se sienten unidos sino que lo alabarán independientemente de que cubra o no sus necesidades o deseos -y si no lo hace siempre pueden autoconvencerse de lo contrario y no habrá diferencia.  Su conocimiento se basa solo en un espectro de juegos reducido, los únicos sobre los que quieren hablar -jamás escuchar realmente, no vaya a ser que encuentren algo que no les guste. Su ignorancia es prácticamente deliberada y algunos hasta hacen esfuerzos por desconocer otros aspectos del mundo de los videojuegos con los que no están en contacto. Encontrar algo que les gustase ahí fuera sería demasiado contradictorio emocionalmente.

Sin embargo este tipo de autoconvencidos son los más escasos. Más numerosos e igualmente inefectivos a la hora de bloquear el intercambio de opiniones es el “autoconvencido tipo resorte”. Estas personas han desarrollado un complejo de inferioridad o envidia por ser conscientes de que hay productos buenos o interesantes fuera de las consolas que eligieron o de marcas a las que no se sienten emocionalmente vinculados y por tanto sienten una necesidad imperiosa de saltar sobre la gente con la que no comparte el grueso de juegos al que tienen acceso. Los veremos realizar comentarios ácidos de forma prácticamente fordista en temas sobre las consolas que no poseen o juegos que no pueden jugar y tendrán reacciones explosivas más o menos contenidas cuando lean algo contrario a sus dogmas particulares.

No hacen nada de esto para encarecer el ambiente del debate, sin embargo. Cuando hacen esto, muchos de ellos realmente no están enviando un mensaje a su interlocutor: se lo están enviando a ellos mismos. “Lo que hay ahí fuera no merece la pena. Hiciste bien. Mira que malo es todo y qué contento estás tú. O si no estás contento… el resto lo hace peor”.

The glorious PC master race.

Curiosamente hay una plataforma de videojuegos cuyos usuarios tradicionalmente no se han visto envueltos en esta clase de no-debates (al menos teniendo la elección de la plataforma como desencadenante del conflicto). La única plataforma de juegos que no está dedicada exclusivamente a ellos. Y no, no es la NGage.

No digo esto porque yo juegue en PC y quiera dejarme en buen lugar a mi mismo y a “los míos”. Si bien es cierto que juego en PC, lo hago de igual forma que juego en cualquier otra plataforma. No tengo ningún amor al PC como plataforma en sí misma. Ninguna plataforma lo merece realmente, pues mientras haya más de una solo se interponen entre  los juegos y tu.

En mi experiencia los jugadores de PC nunca han tenido mucha preocupación por los temas de fondo que enrarecen los debates entre usuarios de consolas. El ordenador nunca les privó demasiado de ningún tipo de juego como para tener que buscarlo en un dispositivo dedicado y su única preocupación real era tener el ordenador a punto para la siguiente hornada de juegos.

Y es que la comunidad de PC ha hecho algo que a la de consola le ha costado: ser capaz de hablar de los juegos sin que haya escocimiento de por medio. Son los juegos los que deberían ser el centro del debate, pero las consolas, por desgracia, han monopolizado el debate, dividiendo a gente que comparte una misma afición.

La comunidad PC y sus añadidos únicos es la muestra de lo que los jugadores pueden lograr cuando no hay diferencias artificiales entre ellos, con comunidades sólidas por cada juego sin nada que reprima su entusiasmo por el mismo. Los mods parecen la materialización de los mismos y el deseo inconformista de que los juegos sean mejores y complacientes independientemente de quien los haga. Pero no pretendo usar los mods, una características que las consolas no tienen para hacer parecer a sus usuarios menos entregados. No creo que no sean entregados, sino que a la hora de dirigir el debate se entregan por norma general a la causa incorrecta.

Sin embargo el estado actual del sistema de juegos hace imposible que se pueda hablar de los juegos simplemente porque se veta el acceso a algunos de los más interesantes lo que hace solo unos pocos con ganas de gastar mucho dinero en aparatos (cosa nada practica a muchos niveles) posean interés en la totalidad de los juegos porque tienen acceso a todos.

Abandonar el discurso.

Cambiar esto es imposible dado que los usuarios no podemos hacer que la industria cambie solo por crear un debate agradable entre nosotros -probablemente una de las cosas que más abajo están en la lista de Cosas Importantes que Deben Cambiar En Los Videojueos-  pero creo que muchos podríamos cambiar nuestros hábitos un poco para ir cambiando el clima de discusion en el que nos movemos. Si más gente comenzase a comportarse de esta manera, habría un progreso.

  • Empieza a pensar que todos los juegos salen para la consola que tienes. Antes de hablar de un juego, piensa que vas a poder jugarlo, independientemente de que sea exclusivo de esa consola que no tienes. Empieza a valorar los juegos por lo que son y no por el acceso que tienes a ellos.
  • Habla de las consolas de una en una. Si hablas sobre consolas, habla solo sobre una o generaliza si es posible/correcto. Las comparaciones desencadenan conflictos, evítalas.
  • Lo único importante de cada consola es los juegos que tiene. Olvídate de especificaciones técnicas. Dejaron de importar cuando la GameBoy salió, más o menos. Preocúpate de los juegos que tiene cada aparato, de cómo les afectan las características de la consola y de que no te den por culo cuando intentes jugarlos con políticas antiusuario y demás lindezas. Y recuerda, si te lo comprarías para tu consola, te lo comprarías también para cualquier otra. ¿Ves cómo no todo es tan malo fuera de tu amada compañía cualsea?
  • La calidad de los juegos no llega a través de los trailers. El hecho de ser capaz de percibir la calidad de un juego a través de un trailer es tan probable como el de que una mujer hace dos mil años conciba un hijo a través de la voz de Dios resonando en su cabeza. Los trailers tienen buena pinta cuando los ves. Los juegos solo son buenos si los juegas (a veces ni eso).
  • Empieza a hablar más de juegos y menos de gilipolleces. Te sorprendería saber la de gilipolleces que dices.


Y por último, una regla aplicable a cualquier cosa que la gente suele olvidar cuando discute apasionadamente sobre algo y hay orgullo de por medio, reconocer que te equivocas incrementa las posibilidades de que no vuelvas a hacerlo. De los errores se aprende, si rechazas tus propios errores no vas a aprender nunca. No seas gilipollas y aprende a reconocer cuando alguien tiene razón. Quedar como un gilipollas cabezota que después no da la cara no beneficia ningún debate.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s