Sony y Microsoft dan el salto.

Al vacío, concretamente.

Ya dije que pienso que la industria está en un inminente crash. Ahora que poseemos más información sobre cada una de las consolas de nueva generación y creo que me he formado una opinión más detallada sobre la forma en la que va a suceder.

Mismo perro…¿mismo collar? 

A pesar de que los medios y la no-realidad de los foros han estado clamando por la llegada de la llamada nueva generación, hay muchas razones para pensar que la gente no va a estar dispuesta a dar el salto a las nuevas consolas por mucho que en internet se diga que esta generación ha sido demasiado larga y que la gente necesita ver cosas nuevas.

Sin embargo ¿qué novedad ofrece la nueva generación? La respuesta más obvia es: mejores gráficos y capacidad de computación, que se en teoría traslada en mejores juegos.

Pero solo en teoría. Pocos juegos de esta generación han hecho gala de un diseño jugable que se beneficie de la mayor potencia: los juegos que no podrían haber sido diseñados para una PS2 se cuentan con la palma de la mano: Dead Rising, Assassin’s Creed, MAG, Starhawak… La razón es simple, la empresas concentraron la mayor parte de su esfuerzo en crear mejores gráficos y no juegos mejores.

Esta tendencia parece continuar en la nueva generación, pero por desgracia para todos los desarrolladores en ese tren, nos encontramos ante una generación cuya mejora gráfica es la más insignificante de todas las que ha habido. Curiosamente la que pretenden que dejemos atrás fue lo contrario.

Sin embargo, esta generación trajo muchas más cosas: el establecimiento completo del juego on line en consolas y servicios relacionados que hoy mismo no podemos separar de lo que concebimos como parte del juego. ¿Que traen las nuevas consolas para mejorar nuestros de juegos en ese aspecto? Capacidad de grabar y editar video de nuestras partidas. Creo que es algo sin lo que mucho podremos seguir jugando.

Más razones para que la gente siga jugando con lo que ya tiene: las compañías no tienen confianza en la nueva generación y por tanto sus apuestas son mucho más cautelosas.

Nuevos juegos siguen anunciándose para las consolas que pretenden jubilar, y los que se anuncian para la nueva generación ven rebajado su atractivo porque una fracción de los mismos nada despreciable estará también disponible para consolas ya existentes. Unido a la falta de novedades sustanciales de las nuevas consolas, nadie estará dispuesto a desembolsar cientos de eurodólares por una máquina que hace esencialmente lo mismo.

Esencialmente lo mismo, ahora con un 100% más de políticas antiusuario.

Ya comenté que el fracaso de WiiU y la razón por la que es un mal producto es por haber sido creada bajo estándares que no están basados en lo que el usuario desea, lo que lo convierte en un producto que el usuario no quiere ni tener ni usar, independientemente de los juegos que tenga disponibles.

XBOX ONE por el contrario ni siquiera piensa en los usuarios con su propuesta, sino en las compañías. Mala suerte para Microsoft: no son las compañías las que van a comprar tu consola y hacerla un producto de éxito. La privación de libertad y el excesivo control de ONE y Microsoft sobre los juegos y usuarios va a ser un factor determinante de cara a los usuarios, pero en sus intenciones complacer a las compañías se ha olvidado a una que puede jugar un papel muy importante en el éxito de la nueva caja equis.

El hecho establecer un cargo extra para los juegos usados es una amenaza muy grande para una compañía como Gamestop y cadenas que siguen su modelo de negocio. Esta empresa hace más del 70% de su caja gracias a la venta de juegos seminuevos, pero eso no es nada para las empresas dedicadas exclusivamente al alquiler de juegos para las que esto es una sentencia de muerte.

Si la reacción de Gamestop es no vender la consola, las consecuencias pueden ser devastadoras teniendo en cuenta el único público que podría estar interesado en el producto de forma significativa es el americano. Si Microsoft ofrece a las tiendas la capacidad de vender códigos de activación para poder continuar con su negocio, eso se reflejará en el precio y veremos que el grueso del porcentaje se desplazará hasta el fondo del gráfico, impidiendo a las compañías recuperar el dinero rápidamente o no recuperarlo en términos absolutos.

A pesar de que esto solo se puede decir ahora de la nueva XBOX, creo que Sony también adoptará parte de estas políticas, dejándolas como una opción para las editoras. Al fin y al cabo hablamos de la única empresa first party que usó el pase online en sus juegos. Y las compañías dada la posibilidad, no van a decir que no.

Sony es la compañía de hardware más vulnerable en estos momentos y no puede permitirse vender PS4 a pérdida y ya han dejado claras sus intenciones de ganar dinero con cada máquina. Viendo que Microsoft ofrece una máquina menos potente, probablemente para poder ofrecer un precio más competitivo podemos asumir que Sony lanzará de nuevo la consola más cara de las tres compañías principales. Esto la pondría en la posición más desventajosa de la nueva generación, pero puede compensarlo gracias a ser la máquina que más posibilidades tiene de tener un catálogo capaz de atraer a más personas a nivel global. Por desgracia no creo que la gente tenga interés en cambiar de máquina cuando no ofrece nada significativo. Y sin ser retrocompatibles, con la actual estabilidad de PS360, venderlas para comprar una nueva consola no es un buen movimiento. La gente se quedará con lo que tiene.

El caniche cojo. 

Pero ¿qué pasa con las nuevas consolas de nuevos manufacturadores? ¿Qué pasa con esa consola pequeña y barata con tantos juegos en desarrollo?

Ouya ya ha hecho gala de varios defectos cuando ha sido recibida por los donantes del Kickstarter y eso que aún no ha salido a la venta. Sin embargo, el enfoque de la consola la avoca al fracaso: la mayor parte del catálogo de Ouya está compuesta por juegos que la gente ya está jugando es sus teléfonos y pagar 100$/€ por algo a lo que ya tienes acceso no es algo que mucha gente esté dispuesta hacer. Sin embargo, es una inversión con sentido para los padres que quieran alejar a los niños de sus dispositivos inteligententes sin tener que comprar uno y una alternativa decente para los que tengan hijos que les pidan videojuegos pero no estén dispuestos a desembolsar el precio de una 3DS o una WiiU. Sin embargo la ausencia exposición de Ouya ante el público general va  destinarla a convertirse en un “circlejerk” entre un puñado de desarrolladores indies jugándose unos a otros y programando para la máquina.

Mirando al futuro. 

¿Te gustan las predicciones de escaso fundamento? Tengo de eso por aquí.

  • Nintendo se la pegará estas navidades con WiiU a pesar de sus esfuerzos para hacer de la consola atractiva. Por desgracia sus problemas no se solucionan con software. WiiU dejará de venderse en torno a marzo de 2014 tras ser un agujero negro para la compañía. Su reestructuración termina a cargo de otro CEO mientras se concentran en maximizar beneficios de 3DS y en lanzar una nueva consola en 2016.
  • El precio de PS4 y la solidez de PS3 convierten la nueva consola en una Vita. Sony reorienta la mayoría de sus esfuerzos en la más rentable PS3 y su sucesora cae en la irrelevancia. Incapaz de recuperar las inversiones en software y servicios para PS4, SCE se retira del mercado de consolas en 2015.
  • XBOX ONE arranca con fuerza en américa gracias a la publicidad, pero su impulso desaparece rápidamente. Adopción de software practicamente nula deja a una EA muy comprometida con la consola en una posición aún más precaria. y en 2015 se convierte en la nueva THQ, Ubi y Actiblizzard decrecen notablemente y las compañías japonesas no se la juegan especialmente fuera de su país de origen y en el mercado portátil. Konami empieza a descender rápidamente en dirección al suelo. Microsoft continúa apoyando ONE indefinidamente a pesar de su fracaso.
  • El PC y los dispositivos inteligentes se perfilan como las estaciones de juego preferidas por el público según preferencia en tipo de juegos.
  • En 2016-17 nuevas consolas empiezan a aparecer en forma de dispositivos dedicados 100% al juego. Apoyados por compañías escaldadas y temerosas los valores de producción bajan y los presupuestos se relocalizan en elementos significativos del diseño. Las consolas de potencia similar a las lanzadas las próximas navidades se benefician de unos componentes más baratos y de que se ha hecho evidente de que la potencia  no importa ahora que no es un impedimento para los juegos y pueden tirar más por lo bajo.  El rechazo a las políticas que rodearon PS4ONE hace que los servicios online aparezcan de forma más cautelosa, especialmente si son de pago. La bajada de listón en valores de producción y la asumpticón de la escena indie en la cultura pop del videojuego hacen renacer el videojuego de clase media y las compañías tratan de mantener sus negocios en un mercado que no tiene necesariamente por qué crecer constantemente, contrariamente a lo que piensan ahora.

El origen de todo esto vamos a ser nosotros, los consumidores. Sé que muchos pensáis que esto es estúpido y probablemente haya partes que lo sean y mucho y que creeis que la nueva generación será lo mejor que nos ha pasado desde la anterior. Sin embargo hasta en las identidades corporativas de las nuevas consolas podemos ver que son una extensión de lo que hay ahora, y que pretenden llevar más lejos todo menos los juegos y nuestros derechos. Estoy convencido de que la gente dirá “no” a estas nuevas normas  y eso tendrá gran impacto en las compañías. Recordad que son ellas las que están ahí para ofrecernos cosas que nosotros desemos y que por tanto debemos ser nosotros los que pongamos las normas. No estamos aquí para tragar con lo que quieran hacer y eso se verá pronto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s