WiiU, la consola del suicidio asistido

No es ningún secreto que a la nueva sobremesa de Nintendo no le va muy bien. Sus ventas son muy inferiores a las expectativas y no las cumplirán aún habiendo sido rebajadas desde que se lanzasen las estimaciones iniciales de la compañía.

Sin embargo la consola no solo está fracasando entre los consumidores, sino también entre los desarrolladores. Durante las últimas dos semanas se han anunciado 4 títulos de primera línea con capacidad para alcanzar con fuerza los primeros puestos de ventas en alguno de los tres principales mercados de juegos (Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Battlefield 4, Deus Ex – Human Revolution: Director’s Cut y Sengoku Basara 4) y solo uno de ellos verá la luz en WiiU. Y para mayor preocupación, su atractivo se ve disuelto por el hecho ser una reedición de un juego que lleva dos años disponible para tres plataformas y ha visto varios recortes nada despreciables en su precio durante ese tiempo, que no se verán aplicados cuando el juego vea la luz en WiiU.

Peores noticias son la negación por parte de EA de la posibilidad de que WiiU sea capaz de desplegar juegos que corran bajo la última versión del motor Frosbite -herramienta que será usada en la gran mayoría de los títulos de la compañía. Una velada negación de apoyo por parte de una de las editoras más grandes del panorama actual, para bien o para mal.

La guinda al pastel la pone una declaración hecha prácticamente desde el desprecio por parte de Epic Games, creadora de uno de los motores más ampliamente usados por los desarrolladores de juegos. Comentaban entre risas que la última versión de Unreal Engine deberá ser modificada por el licenciatario para funcionar en WiiU. Teniendo en cuenta que las empresas adquieren las herramientas para ahorrarse el enorme coste que supone desarrollar utilidades de estas características, tener que pagar por ellas y trabajar para que funcionen en una determinada plataforma elimina cualquier atractivo que tuviese el hecho de que WiiU pudiese soportar el motor gracias a la versatilidad del paquete. Todo se resume, en que aquellos juegos que corran bajo Unreal Engine 4 no saldrán para la consola. Si la popularidad de la versión 3 es un indicador, probablemente esos juegos sean muchos y por lo tanto una gran perdida para la plataforma y sus usuarios.

Este último mes ha sido un calvario para WiiU y pocas noticias han emergido que no viniesen de la propia Nintendo. Los apoyos de WiiU se baten en retirada y se unen a los que ya tomaron la decisión hace tiempo de apartar a Nintendo de su estrategia de negocio como fueran RockStar y Bethesda. El futuro de la primera consola HD de Nintendo pinta peor que nunca.

Hay quien piensa que esto es una circunstancia temporal que está destinada a revertirse (respecto a ventas, al menos) en cuanto Nintendo apoye la consola con sus propios títulos de forma más intensa.  No comparto esta opinión y pienso que WiiU es un producto destinado a permanecer en la irrelevancia a nivel tanto de mercado como de catálogo y será el primer gran fracaso de Nintendo en sobremesa desde el 64DD.

El futuro Nintendo: Rumbo 2009.

Contrariamente a lo que se suele decir, no creo que Wii fuese una consola atrasada a su tiempo. Tecnológicamente obviamente estaba muy lejos de ser un aparato vanguardista. Sin embargo el uso que hizo del hardware fue evidentemente más inteligente y al final fue la competencia “abanderada de los milágros técnicos” la que tuvo que ponerse al día para ofrecer lo mismo que aquel cacharro pequeño y rudimentario.

Por desgracia para Nintendo, la situación no se ha dado con WiiU. Mientras Wii ofrecía una nueva experiencia, un mando iconoclasta y una clara visión de futuro que trazaba una ruta nueva para el éxito, WiiU es un pollo sin cabeza, o más bien un pollo con demasiadas cabezas picoteándose en los ojos unas a otras. Al igual que Wii, el producto está centrado el mando, que parece ser el mayor contenedor del atractivo y una consola equiparable a las consolas de la actual generación en términos de potencia a pesar de formar parte de una nueva.

Sin embargo donde Wii tenía simplicidad y magnetismo, ese mando que hacía volar la imaginación con facilidad y que todo el mundo era capaz de entender nada más ver a pesar de que no había nada parecido antes, WiiU presenta un armatoste grande y complicado que ni es un mando ni es una tablet y que lleva tiempo explicar.

Donde Wii reconocía su carencia de una capacidad de procesamiento escasa y trataba de compensarlas mediante la diferenciación, WiiU, que comparte la misma desventaja respecto a su futura competencia, es arropada por dos demos técnicas en su presentación que resultan menos impactantes que los juegos reales mostrados en los stands de la competencia a pocos metros (hablo de The Last of Us y Halo 4).

No sé si sabíais que los dientes de sierra son el futuro de los gráficos. Pulsa aquí para verlos en grande. ¡Tiembla, Pixar!

Conceptualmente WiiU es un barullo tremendo, pero su ejecución también fracasa, creando un producto atrozmente malo. Toda la tecnología empleada en el aparato que Nintendo vende era accesible al público de forma asequible en el año 2009 en el caso de los componentes más nuevos, lo que explica el hecho de que la consola no sea capaz de ejecutar juegos que supongan un avance significativo y real a lo visto en las consolas HD actuales.

A pesar de ser componentes antiguos, Nintendo se ha dedicado a inflar su precio realizando todo tipo de arreglos caros para potenciar al máximo la efectividad que dan a cada watio consumido. Esto no es para dotar a la consola de un mayor poder de computación, y tiene como único objetivo que el consumo eléctrico de la máquina sea innecesariamente ridículo. Y como golpe de gracia, el orgullo nipón de Nintendo (el mismo que le hace sentirse más cómoda colaborando únicamente con thirds japonesas) le impulsa a que el producto sea creado íntegramente en japón por proveedores y manufacturadores japoneses*, mucho más caros que los célebres chinos.  Pero, eh, cotizan en Japón, que es lo importante para el consumidor de productos Nintendo ¿verdad? Verdad.

Para ahorrarse unas pesetillas, a Nintendo no le importa racanear aún en  la que se supone la parte más importante de la consola, el mando. Dotándolo de la peor y más barata pantalla táctil posible, que ni incluye funciones que ya forman parte de lo que la sociedad de consumo espera de un dispositivo de estas características, como el multitouch o los gatillos analógicos.

En resumen, lo que encontramos en WiiU es un producto que, aunque es superior a los que le precedieron en cierta medida (qué menos) no solo no lo es de forma significativa sino que además ofrece características por debajo de lo esperable en algunos aspectos respecto a lo visto en productos similares anteriores a un precio nada conveniente que, como las ventas evidencian, poca gente está dispuesta a pagar.

“hemos puesto un lector NFC en el Gamepad. Es un poco caro pero mola mucho. ¿Qué haremos con él? aún no sabemos. Ya o los enseñaremos. Pokémon, supongo (laughs).”

*Para saber más sobre los proveedores de Nintendo y este tema, recomiendo la consulta de este artículo en especial y de estos otros ( 1 2 3) para estar más al tanto sobre el tema de hardware de Nintendo y su producción reciente en general.  

Aprendiendo de los errores para hacer errores peores.

En Nintendo sin embargo estaban seguros de que darían el pelotazo. Se habían asegurado de conservar la marca Wii al nombrar la consola y el branding elaborado era fantástico y capturaba perfectamente el nuevo planteamiento de la consola, el juego asimétrico: Nosotros y Tú, We and You. Seguía el esquema de forma prácticamente idéntica a la consola más exitosa de la Nintendo reciente, DS con una pantalla superior y una táctil en conjunto con botones suficientes para que no hubiese impedimentos a la hora de diseñar juegos. Y por si fuese poco, hasta los periféricos y juegos de Wii eran compatibles. ¿Qué podía salir mal?

El pistoletazo de salida de la consola vendría arropado por el mayor apoyo third party que ha visto una consola Nintendo con juegos de casi todos los tipos y de calidad más que probada. Nintendo pensó que el perfecto boche final para esto sería el lanzamiento de la única saga capaz de vender más que el Call of Duty lanzado durante el mismo año- New Super Mario Bros.

Pero faltaba una cosa fundamental ¡La killer app!¡El vendeconsolas definitivo!¡El verdadero sucesor de WiiSports! Creose pues Ninetendoland, en el que la falta de inspiración y el escaso valor intrínseco de los juegos se trataba de suplir con émulos estéticos de otras franquicias Nintendo mucho más sustanciosas e interesantes.

Por desgracia en Nintendo no pensaron que gran parte de ese apoyo third de calidad consistía en ports de juegos ya disponibles en otras plataformas, muy mal rematados y a precios que superaban ampliamente los de las otras versiones sin justificiación real.

Otro pequeño detalle que se le escapó a Nintendo es que New Super Mario Bros. había visto una entrega en Nintendo 3DS hace muy poco tiempo y que dado que la consola es mucho más barata y consistente debido a su madurez la gente no esté dispuesta a pagar 350 o 400 euros por jugar algo que, en esencia, puede obtener por 200 o que aún sigue jugando.

El hecho de que los juegos no se esfuercen en ocultar que son siempre lo mismo tampoco ayuda.

Pero en Kyoto todos estaban preparados para arrasar. Tenían confianza en su producto y claramente creían que la situación de Wii se repetiría de forma idéntica. Tanto fue así que la publicidad sobre la consola y los juegos se evaporó rápidamente de los medios, seguramente a consecuencia de la seguridad de Nintendo de que, como con Wii, el boca a boca, la naturaleza multijugador de la máquina y los paneles de demostración en centros comerciales hiciesen un trabajo igual de bueno que hace 7 años. ¡Qué digo igual! con el target más amplio de consumidores de WiiU, el efecto sería aún mayor. O al menos eso debieron pensar Iwata y compañía.

Desgraciadamente pasaron otra cosa por alto. Y es que al contrario que Wii, su sucesora y sus características no solo son difíciles de explicar, sino también difíciles de entender. Y estamos hablando solo de exposición, no de atractivo. Ese enorme bache y la gran ausencia de difusión de, no ya la explicación correcta sobre la consola, cualquier tipo de mensaje publicitario ha tenido como resultado que la consola nunca llegara a tener ninguna relevancia o potencial como producto de masas. Y las ventas lo reflejan.

Destruyendo las ventajas.

Aún con todos los fallos, WiiU aún tiene una oportunidad de encontrar su sitio. Esa oportunidad viene dada por el año de ventaja con el que contaba respecto a su competencia. Pero de nuevo Nintendo tira por la borda un tiempo crucial: ya han pasado cinco meses desde entonces y solo hasta el mes pasado vimos juegos nuevos en la consola (los dos publicados por Nintendo, claro). Mas esto no es indicador de la tendencia  revirtiéndose. Por lo que sabemos ahora, no hay planes concretos para más juegos a corto o medio plazo, pues los cuatro juegos que deberían salir por estas fechas (WiiFit U, Pikmin 3, The Wonderful 101 y Game & Wario) no han sido fechados y no parece que las cadenas de distribución se estén preparando para recibirlos.

Todos esos títulos pertenecen a la famosa “ventana de lanzamiento”, periodo que según parece va de diciembre de 2012 hasta julio de 2013. Ya podrían haberlo llamado Stargate de lanzamiento, o algo así. Por aquello de la precisión.

Teniendo en cuenta que Nintendo debería empezar a sacar esos juegos a partir de Mayo, el tiempo perdido y la seguía consecuente es inadmisible y con la ausente campaña de publicidad, la consola se mantendrá en el olvido de las masas y en la irrelevancia general durante demasiado tiempo.

En último Nintendo Direct a principios de este año Nintendo anunciaron varios títulos. Creo que prácticamente ninguno de ellos ni los que ya hayan salido este año podrán cambiar la situación actual ni hacer despegar las ventas de la consola de forma que ese error crucial de timing pueda ser reparado. A continuación expondré detalladamente por qué cada uno de los títulos serán incapaz de mover el software:

  • LEGO CITY: Undercover – Lego parece una elección estupenda para WiiU dado que la máquina se presta a que padres jugadores jóvenes y sus hijos jueguen juntos, cosa que los anteriores juegos LEGO habían logrado de forma sobresaliente, entreteniendo a ambos públicos y ganándose su favor. Pero sin modo cooperativo y sin ninguna licencia que adorne el conjunto el valor comercial del juego baja, independientemente de su calidad. Empezó fuerte en el 8 en UK pero ya ha caído rápidamente al 25. No existe interés por este título y no habrá muchos que decidan comprar la consola por este juego.
  • Monster Hunter 3 Ultimate – Otro juego de gran calidad. Por desgracia la versión de WiiU no conseguirá que la consola remonte de forma significativa por dos razones muy sencillas: primero,la popularidad de la saga es muy escasa y no se está haciendo esfuerzos por expandirla y segundo, el juego es prácticamente idéntico en calidad en 3DS, una plataforma más sólida en cuanto a catálogo y más barata. Si alguien se plantease comprar una consola para jugar a este juego, probablemente sería la portátil. La falta de juego on-line en esta versión no será un gran inconveniente dado que el público de esta franquicia en occidente son veteranos de la saga y la gran mayoría de ellos están acostumbrados a jugar en condiciones inferiores de interfaz a lo ofrecido en 3DS e igualmente sin juego en línea.
  • WiiFit U – Este juego está destinado a ser comprado y puesto en las viejas Wii de centenares de consumidores confusos. El juego es demasiado parecido a las anteriores entregas, a priori no ofrece nada nuevo realmente para el propósito del software que lo haga más efectivo o mejor y el requisito para jugarlo es tener una tabla que Nintendo vende a 80€ y una consola que sale por 299,90 tirando por lo bajo. Y aún teniendo ya la tabla, la consola y el juego ya se ponen por encima de los 300€. Lanzar esto en plena operación bikini como planea Nintendo quizás pueda sonar bien pero me temo que en Kyoto no están todavía muy enterados de que hay una pequeña, leve, minúscula y carente de importancia recesión económica.
  • The Wonderful 101 y Bayonetta 2 – Platinum Games es uno de los 5 mejores desarrolladores a día de hoy pero sus juegos se han caracterizado siempre por una escasa recepción entre el público. Bayonetta no vendió más de 600.000 copias en cada plataforma en la que se lanzó. La reacción al anuncio de la segunda parte como exclusiva de WiiU fue tan desmesurada, no porque el juego no fuese a salir en consolas que los jugadores ya tenían, sino porque lo haría en una consola que la gran mayoría no piensan comprar. De los pocos que disfrutaron el primer juego, solo una fracción comprará el segundo y en consecuencia la consola. Teniendo en cuenta que ese número es muy inferior a 1.2 millones de unidades a nivel global, no parece que Bayonetta 2 vaya a impactar las ventas de la consola. The Wonderful 101 se moverá en las cifras típicas de nuevas ips de Platinum Games, lo que viene siendo 200.000-500.000 copias por cada plataforma lanzada. Parece que ni los superheroes pueden rescatar a esta damisela en apuros.
  • Yarn Yoshi – Fijado para otoño de este año el juego recicla la idea de un mundo y personajes hechos de pachwork y elementos cotidianos y pone a Yoshi en lugar de Kirby. No sabemos como será el juego, pero Kirby Epic Yarn no fue un vendeconsolas. Dado que este juego será probablemente más parecido a ése que a Yoshi’s Island podemos esperar un comportamiento en ventas más o menos similar: sin relevancia para el software en el que sale aunque con buenos resultados. Durante esa época salen también Rayman Legends y Pupeteer, juegos del mismo género por lo que también habrá que tener en cuenta que no será la única alternativa a los jugadores ávidos de plataformas o de estilos gráficos llamativos.
  • The Legend of Zelda: The Wind Waker HD – según VGChartz el juego vendió algo más de cuatro millones de unidades en GameCube. Si la mejora tanto gráfica como en términos de juego y contenido es buena, podría ser el primer juego de la lista en ser un candidato serio a vender más de un millón de unidades. Pero si las mejoras de Ocarina of Time 3D sirven de alguna indicación, personalmente pienso que el juego ofrecerá muy pocas novedades y que el nuevo acabado artístico puede terminar por no agradar a algunos. Al fin y al cabo el original sigue siendo un juego precioso. Creo que la gente dispuesta a rejugar un juego pagando precio completo por un nuevo enfoque gráfico por el simple hecho de ser Zelda es la gente que compró WiiU en las fechas cercanas a su salida, por lo que me inclino a pesar que este juego no va a tener un impacto duradero en las ventas de la consola y tanto el juego como la consola bajarán de las listas rápidamente.
  • Mario 3D HD y Mario Kart 8 – dado que ambos estarán jugables en el estand del E3 de este año, asumo que saldrán a finales del mismo. Dudo que juegos tan conservadores consigan destacar mientras las nuevas consolas se lanzan y acaparan gran parte de la atención. Por otro lado, el valor de la marca Mario se está devaluando, gracias al mal uso de la saga “New Mario”. La saga New siempre ha vendido más que la vertiente 3D, por lo que no espero que el nuevo Mario 3D sea especialmente importante viendo cómo le fue a NSMBU. Dependiendo de la naturaleza del nuevo juego de plataformas, puede ser bien recibido por ser un soplo de aire fresco o perder todo su impulso si no consigue poner buenas cartas sobre la mesa que lo diferencien de todos sus juegos anteriores en la medida de lo posible. Debido a lo excepcional de Galaxy, creo que la musa les sople dos veces, aunque me encantaría que lo hiciese.
  • “X” RPG – Xenoblade fue un juego grandiosol, pero sus ventas no llegan a acercarse las 400.000 unidades a nivel global. Aunque todos los fans de Xenoblade se comprasen este juego, el impacto del juego en las ventas sería anecdótico. Pero los RPG tienen un atractivo muy grande para un nicho bastante amplio de jugadores, así que su éxito y el de la consola dependerá enormemente del momento en el que se lance y del estado de la industria japonesa, así como de la disponibilidad de JRPG en todas las sobremesas. Aún siendo el primer JRPG de una nueva generación, la percepción de que WiiU no está a la altura de sus nuevos rivales restará algo de valor a este juego, que ya de por sí tiene un potencial limitado.
  • SMT X FIRE EMBLEM – Vendeconsolas en japón, completamente irrelevante en occidente. Puede vender incluso un millón de consolas en ese territorio, pero dado que Monster Hunter no lo hizo, no contaría con ello, sino más cerca de 700.000 en un par de semanas.

Bajo mi perspectiva solo 2 o a lo sumo 3 de estos títulos pueden tener un impacto en las ventas de la consola que sea significativo, cosa que es bastante poco teniendo en cuenta que Nintendo no tiene más ayuda que sí misma para sacar esto adelante y que va camino de tirar por la ventana 6 meses de los 12 que se asumen que tienen de ventaja antes de que llegue la competencia de verdad.

Ni con un palo.

El mayor problema de todos es el conjunto de todo lo dicho anteriormente. Creo que el mal diseño, ejecución, promoción y timing de lanzamientos de la consola ha terminado por convertirla en un dispositivo que simplemente nadie quiere tener y en el que pocos realmente quieren jugar. Nadie se ha comprado la consola por el mando, su potencia o servicios como Nintendo TVii o Miiverse. Los (pocos) que lo han hecho ha sido por no querer perder la oportunidad de jugar unos juegos que ya han decidido que les gustan aún sin haberlos visto: Mario, Zelda, Metroid… pero como producto en sí mismo, WiiU es algo que nadie quiere. La realidad de la máquina (no la de los juegos que uno asume que ama por llevar el nombre que lleven) es que su propuesta es muy poco apetecible y sus juegos apelan a nichos muy reducidos y poco poderosos o juegan cartas que ya quemaron durante la anterior generación: Nintendoland, SiNG Party, WiiU Party, Game & Wario… juegos que no ofrecen mucho más que juegos para dispositivos que la gente ya tiene como móviles, pero por un precio que su publico objetivo no está dispuesto a pagar, y mucho menos hoy.

Lo más triste es que los buenos juegos que salgan para la consola se verán lastrados por esto y no alcanzarán mayor reconocimiento que el de otros productos multimedia de culto    como el que gozasen los juegos lanzados para GameCube o DreamCast, por ejemplo.

Al igual que dichas plataformas, más allá de eso, WiiU será una consola que está destinada a la irrelevancia. Porque la ausencia apoyo third del que hablaba al principio no está matando a la consola, solo está poniendo su granito de arena al suicidio que Nintendo no sabe que ha planeado para su consola.

Advertisements

8 thoughts on “WiiU, la consola del suicidio asistido

  1. Lo tienen muy crudo. Está claro que la política que llevaron con Wii no ha sido del agrado del consumidor tradicional de sus productos, que ahora por ahora es el máximo target al que pueden aspirar.

    No creo que sea pronto para empezar a preguntarse que pasos dará Nintendo con su próxima sobremesa cuando no vean como alargar el medievo en el que han entrado con Wii U. El cambio de miras tendrá que ser radical si “quieren hacer algo con su vida”, y el público debería exigir de antemano alguna prueba de que lo que estén ofreciendo no es solo palabrería…

    Buen artículo, pero deberías revisar la redacción de algunos párrafos.

  2. Creo que ha sido la mayor tomadura de pelo que ha hecho nunca Nintendo. Más que 3DS, fíjate. Los reclamos de la consola son nulo salvando los juegos de Nintendo que luego todo el mundo criticará ya sea por calidad, por estar hecho con prisas, por no tener espíritu o porque son sagas quemadas.

    Bayonetta 2 se la va a pegar y Lego City va a ser el Lego que menos venda de toda la saga pues sólo está para un sistema (2 si contamos el de 3DS). Tendrían que hacerlo multi, que lo quiero jugar en mi PS3. Monster Hunter es un refrito con extras que debido a la falta de catálogo, va a vender como churros entre los fans de Nintendo para poder llevarse algo a la boca.

    Me da mucha pena tener tan mala impresión de la compañía con los ratos buenísimos que me ha hecho pasar pero desde N64 no he sentido tanta indiferencia y repulsa por una consola Nintendo. Bueno a 3DS también la odio por la gran decepción que me ha resultado y no soy capaz de recuperarme. ¡¡Que vuelva Yamauchi!! Sus cojones amarillos tienen que enderezar el rumbo de la actual Nintendo.

    • Iwata fue designado a dedo por Yamaguchi así que no creo que la vuelta del “oyaji” de Nintendo cambiase nada. No creo que Iwata sea realmente tan malo y creo que con gente más que Reggie y Miyamoto en sus respectivas áreas a Nintendo le iría mucho mejor. Pero creo que la compañía necesita salir de ese aislamiento obliguista y abrir los ojos al mundo y a los timepos actuales.

      A mi no me da pena que Nintendo me decepcione como empresa porque no siento ningún vínculo con las empresas sino con los productos que puedan hacer que encajen conmigo y en ese sentido nada ha perdido su valor. Pero es frustrante ver mundos que me han dado tantos buenos momentos limitados por imperativos autoimpuestos que los arrastran al fracaso.

    • Entiendo que ambos artículos están muy cerca en el tiempo y que tratan temas muy parecidos pero desde luego mi opinión no está basada en dicho artículo y desde luego como puedes ver no hay nada que haga pensar que es un resumen.

      Mientras en ambos artículos salen a relucir los errores de Iwata con WiiU, el articulo de Rogers incide en todas las contradicciones y meteduras de pata del presidente, mientras que lo que he puesto aquí solo habla de los errores de Iwata con WiiU porque habla sobre las dificultades de la consola en el pasado, presente y futuro, no sobre el presidente de Nintendo. Su artículo va sobre Iwata y el mío sobre WiiU. Obviamente los artículos confluyen en algún punto por motivos evidentes, pero el mio es mera especulación y opinión sobre un tema basado en hechos y el suyo es una enumeración de evidencias contrastadas puestas en perspectiva respecto a otro.

    • BTW coincido en casi todo excepto en lo del Wind Waker,es un juego que muy poca gente jugó en su momento por haber salido en Gamecube, y creo que su incomprensible buena fama le precede(a mi me parece el peor Zelda 3D con diferencia), asi que puede vender bastantes consolas.

      Espero que solucionen los muchos problemas que tenía el original y lo expandan. Puede ser lo que me haga comprar WiiU xD

  3. Pingback: Sony y Microsoft dan el salto. | BIThought

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s